ECOS DE “EL ANDA” (VI) - Yuste Navarro: “La confianza de los samaritanos tenía que ser compensada con un grupo escultórico excepcional”

Entrevista 1.JPG
Publicada el 17/03/2021 a las 19:30
Compartir

Incluso en este tiempo sin procesiones, la Semana Santa de Cieza sigue creciendo, en silencio, para fraguar un retorno clamoroso. No hay mejor ejemplo que lo que lleva ya años germinando en el taller del escultor Antonio Jesús Yuste Navarro. La pandemia no lo ha desviado del empeño en hacer realidad uno de sus grandes sueños: el paso del Santo Entierro de la Cofradía de la Samaritana, llamado a rubricar la espléndida procesión de la noche ciezana del Viernes Santo.


 

Entrevista a Antonio Jesús Yuste Navarro

 

 

- ¿Cómo recuerdas aquellos primeros días del confinamiento, que nos sorprendió en mitad de la Cuaresma? 

Al principio pensé que sería algo pasajero, y que, en quince días, como mucho, todo estaría solucionado. Pero pronto, viendo la gravedad del asunto, asumí que esta pandemia iba a hacernos mucho daño y que, desde luego, nos tocaría esperar otra Semana Santa para ver una procesión en la calle. Un año después, tenemos que seguir esperando, aunque confío en que sea por última vez…

- Es de imaginar que la circunstancia de tener el taller anexo a tu propio domicilio facilitó que, incluso en esas difíciles circunstancias, pudieras seguir trabajando… 

Efectivamente, para mí es un lujo trabajar en casa porque compaginar la vida familiar con la profesional muchas veces es complicado, sobre todo en este oficio de imaginero que requiere utilizar hasta el último rincón de tiempo que surja.  En este sentido, y más allá de la tragedia que estaba sucediendo fuera, los primeros días del confinamiento no fueron muy distintos de otros años también en tiempo de cuaresma, cuando se acumula el trabajo: sin apenas salir a ningún sitio, siempre de casa al taller y del taller a casa. Eso sí, sin la presión de entregar ninguna obra, y con la preocupación por todo lo que estaba sucediendo.   

- ¿Cómo vive un imaginero, es decir, alguien que de alguna forma tiene su vida profesional vinculada a la Semana Santa, estos tiempos de incertidumbre en los que no sabemos cuándo volverán a salir las procesiones a la calle? 

Viviendo con esperanza. Seguro que el año 2022 será el principio de una nueva normalidad que nos volverá a traer la Semana Santa que siempre hemos conocido, y para ello tenemos que estar preparados. Incluso aun en el caso de que tengamos que hacer algún cambio que otro, estoy seguro de que el año que viene disfrutaremos, como entusiastas que somos, de nuestros desfiles. Como imaginero, de momento, sigo trabajando sobre los proyectos que tengo y que van surgiendo, y no me preocupa tanto el futuro como el presente. Sigo trabajando con ilusión, poniendo todo mi cariño y empeño en la obra que estoy haciendo, pensando que la veré desfilar por las calles o saliendo de la Iglesia, no me cabe la menor duda.  

- Estás ahora mismo trabajando un proyecto de gran importancia, el grupo escultórico del Santo Entierro para la Cofradía de la Samaritana de Cieza. ¿Cómo va el trabajo? 

Va muy bien, mis expectativas se están cumpliendo. Hay que pensar que es mi primer grupo escultórico a tamaño natural que verá la luz en un desfile procesional, y para la Semana Santa de mi pueblo. Aunque el oficio lo aprendí en el taller de Pepe Hernández Navarro, una persona y un artista excepcional que fue tan generoso conmigo, Cieza me ha dado mucho, no solo, obviamente, por ser mi pueblo, sino también como imaginero. Muchas cofradías ciezanas, empezando por la Cofradía de Ánimas, confiaron en mi trabajo cuando estaba dando mis primeros pasos, especialmente con las imágenes para las procesiones infantiles. Pero luego mi primer crucificado fue también para una cofradía ciezana, el Cristo de la Expiración de la Cofradía de San Pedro, y esa obra marcó mucho en mi trayectoria profesional. Una obra que tengo el placer de ver a pocos metros de mi casa, dando un simple paseo hasta llegar a Santa Clara. Así creo que sucederá con este paso del Santo Entierro. Estoy dando lo mejor que tengo sin escatimar en nada, ni en tiempo, ni en esfuerzo, ni en ilusión. Es cierto que el trabajo podría ir más rápido, sin embargo, me tranquiliza los logros que estoy alcanzando con cada una de las piezas que conforman este grupo escultórico.  Trabajar para Cieza supone una gran responsabilidad, y por eso me exijo más e intento dar lo mejor que tengo para que con esta obra hagamos más grande, aún si cabe, nuestra Semana Santa.  

- ¿Cuáles han sido, hasta el momento, las principales dificultades con las que te has encontrado? Es un grupo complejo, con cinco imágenes de talla…  

Es todo un reto, desde luego. Lo es por la importancia de lo representado, el Entierro de Cristo, también por la envergadura artística que supone… y a todo ello hay que sumar que la veré todos los años, en Viernes Santo, pasar por delante de mí. Todo eso hace que haya querido buscar lo mejor desde el primer momento. Sinceramente creo que he sido ambicioso planteando algo muy complicado técnicamente. La dificultad recae en tres imágenes principales, fusionadas entre sí, y a la vez, con las dos peanas del nuevo trono que está realizando Javier Bernal, a diferentes alturas. Todo tiene que encajar milimétricamente, y, al tiempo, tiene que resultar completamente natural la composición de movimientos y actitudes. A día de hoy, me encuentro muy satisfecho e ilusionado porque sinceramente creo que lo he conseguido.

- ¿Qué supuso para ti que la cofradía pusiera en tus manos un paso tan crucial de la procesión del Santo Entierro, acaso la más importante de la Semana Santa de Cieza? 

Para mí es todo un placer trabajar para la Semana Santa en la que he crecido como creyente y como escultor. La Cofradía de la Samarita es ahora la que ha hecho otro de mis sueños realidad. Yo estoy convencido que será de nuevo una obra de inflexión en mi carrera como imaginero, y así lo trasladé a su junta directiva, desde el primer momento, debía ser una obra de gran categoría. Esa confianza que los samaritanos depositaban en mí tenía que ser recompensada con un grupo excepcional, que supusiera para ellos el orgullo y la ilusión de reunirse cada Viernes Santo en torno a un paso que les inspirara devoción, y que dejara huella en los espectadores del cortejo. No quiero olvidar que la cofradía podía haber buscado el prestigio y la experiencia de un imaginero consagrado, y en cambio le han encargado la obra, efectivamente crucial para la procesión más solemne de Cieza, a un imaginero y cofrade ciezano. La nómina de esa procesión es impresionante, incluyendo artistas como González Moreno, Capuz, Planes, Benedito, Álvarez Duarte, Romero Zafra, Bernal, Carrillo… Es un enorme privilegio encontrar un hueco entre ellos, como te decía antes, es un sueño que se está haciendo realidad.

- Mientras trabajas en el grupo, ¿anticipas ya ese momento en que sea bendecido, presentado en público, en la primera vez que salga a la calle…? 

Siempre me viene a la mente la obra terminada y desfilando por las calles. Pienso en la presentación de la obra, en la reacción de la gente... pero sobre todo en los lugares donde me gustaría verla desfilar. Uno de ellos es la salida de la Basílica de Ntra. Sra. de la Asunción; es curioso, hasta tengo pensado el lugar donde me situaría en la plaza Mayor, debajo de la torre, para ver salir el paso de perfil. Pensarás que es una estampa un tanto rara, y así lo sigo visualizando ya hace un tiempo, sin encontrar explicación alguna. Otro lugar donde me gustaría estar esa noche sería en la estrechez de la calle Larga. Por su envergadura el paso llenará toda la calle, y luego me vendría a la mente tantos recuerdos de niño, viendo pasar los tronos por delante de casa rodeado de mis abuelos, que seguro que estarían orgullosos de su nieto. No me cabe duda que estarán asomados toda la noche, hasta que se recoja la procesión, en el balcón del cielo.    

- Sin duda el paso del Santo Entierro marcará un punto importante de tu trayectoria, pero, para llegar hasta aquí, ¿cuáles crees que han sido los trabajos que han tenido mayor repercusión, los que más interesados en tu obra han traído hasta tu taller? 

Aunque en todas he buscado comprometerme al máximo, es evidente que hay tres que tuvieron una repercusión muy especial. Una de ellas es el Cristo de la Expiración, al que me refería antes, y que, sin esperarlo, fue primer premio nacional de imaginería del año 2013. Para un imaginero la representación de un crucificado supone una ocasión decisiva para demostrar su valía, y creo que aproveché esa oportunidad que me dieron los cofrades de San Pedro. La verdad es que recuerdo con mucha alegría ese año 2013, cuando desfiló por primera vez. Muchos de los encargos posteriores a ese año se forjaron gracias a la aceptación que tuvo este crucificado en el mundo cofrade. Otra obra relevante es Ntra. Sra. Emperatriz de China, la representación de la Virgen con esos rasgos tan orientales, que supuso un nuevo lanzamiento de mi obra entre los entendidos del arte, y desde luego el Cristo de la Redención, una obra de talla completa, con su punto de originalidad iconográfica, para la Archicofradía de la Sangre de Murcia, que siempre he admirado por su excepcional patrimonio imaginero, y que me dieron la oportunidad de desarrollar un trabajo que ha resultado decisivo en mi trayectoria, y que también fue fruto del enorme empeño por estar a la altura de la confianza que me demostraron.

- ¿Qué otros proyectos tienes ya concertados, y qué otros siempre has tenido ilusión por hacer?  

Puedo hablar de tres proyectos: un San Juan para la Cofradía de Jesús Resucitado de Mula, un San José para el Seminario de Cuenca y una Entrada de Jesús en Jerusalén para Bullas. Siempre abordo con ilusión ese momento de empezar con algo nuevo. No suelo pensar mucho en la obra que me gustaría hacer, aunque he de confesar que me apetece, en estos momentos, hacer una Virgen, después de tanto tiempo entre Santos Varones... necesito reencontrarme con la escena tierna y materna de María, y si la Divina Providencia quiere, pronto tendré la oportunidad, aunque hasta el momento, no puedo dar más detalles.  


En este enlace podrás leer el artículo en pdf: https://drive.google.com/drive/folders/1KfsDR92DjjDHNpg04p0apgC7WBB3EZxV?usp=sharing

Galería de la noticia