ECOS DE “EL ANDA” (I) – Salutación

Ecos de El Anda (I) - Rafael J. Gabaldón (1).jpg
Publicada el 11/03/2021 a las 19:30
Compartir

El Presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza inaugura esta variante, motivada por las circunstancias, de la veterana Revista de la Semana Santa de Cieza, que irá publicando paulatinamente en la red distintas colaboraciones. Joaquín Gómez Rubio envía a la familia nazarena ciezana un mensaje de ánimo, de gratitud y de esperanza.



“Pero los que confían en el Señor

renovarán sus fuerzas,

volarán como las águilas,

correrán y no se fatigarán,

caminarán y no se cansarán.”

(Is. 40, 31)

 

No son éstas, desde luego, las líneas que me hubiera gustado escribir, ni las que esperaba escribir. Ni siquiera hace ahora un año, cuando comenzó esta pandemia que ha interrumpido nuestras vidas, pensaba que doce meses después estaría redactando la salutación de un número de El Anda que no llegará a vuestras manos, en mitad de una Cuaresma en cuyos actos no podremos encontrarnos todos, como tantas veces antes, y en la antesala de una Semana Santa en la que no podremos cumplir con nuestra tradición, tan querida, de sacar los Santos a la calle.

Sin embargo no quisiera que cundiera entre nosotros el desánimo. Somos cofrades, seguidores del Jesús prendido, juzgado, azotado, coronado de espinas y sentenciado. Somos seguidores del que cargó con la Cruz para ser crucificado en ella, y por eso sabemos que Él entiende bien nuestros sufrimientos. Si queremos aprovechar este tiempo de silencio para escucharlo, nos recordará una y otra vez que el Calvario no es el final del camino, sino la antesala de la Resurrección, el camino hacia la Cortesía y la vida nueva. Somos nazarenos, somos penitentes, y la sombra de la cruz no puede ahora sobrecogernos.

Además, este tiempo que llega, la Semana Santa, sigue siendo enteramente nuestro. Ni siquiera la pandemia puede impedir el transcurrir del tiempo y la llegada de estos días Santos, que viviremos como creyentes, y por qué no, también como cofrades. Por eso os invito a que, en la medida en que sea posible para cada uno, y con las cautelas y prudencias necesarias, viváis las distintas propuestas que las Cofradías ciezanas y esta Junta de Hermandades están preparando para que el calor del espíritu procesionista siga llegando a todos los viven y sueñan la Semana Santa de Cieza.

Una de esas propuestas es, precisamente, esta modalidad episódica y digital de nuestra querida Revista El Anda, que no ha podido publicarse en su lucido formato habitual, pero que ofrecerá durante los próximos días las generosas aportaciones de distintos colaboradores, buenos amigos de esta Revista que han acudido con gusto a la llamada para mantener los rescoldos de esta antiquísima publicación, que no podía permanecer enteramente muda este 2021. Además, me gustaría animar a todos los que no hayan tenido ocasión de encontrarse con la edición pasada a que se hagan con un ejemplar, porque fue ciertamente un número magnífico de forma y de fondo, que tuvo la mala suerte de encontrarse con el confinamiento ya metido en imprenta, dificultando así su difusión. Ojalá pronto podamos recuperar las señas de identidad de la Revista, definidas con esmero número a número, época tras época, gracias a la entrega y a la generosidad de tantos ciezanos que la han hecho posible como cofrades, escritores, fotógrafos, comerciantes, patrocinadores y responsables institucionales.

No quiero dejar estas páginas sin agradecer a las Cofradías y Hermandades que forman la Junta de Hermandades Pasionarias el haber renovado su confianza en el proyecto que presido, en la certeza de seguir respondiendo a la misma sin ahorrar ilusión, tiempo y esfuerzo. Estoy convencido de que, pese a las dificultades actuales, la Semana Santa de Cieza tiene retos por delante que la van a llevar muy lejos, para alegría y orgullo de todos. Caminemos juntos, con franqueza, lealtad y sin reservas, porque esta es la fórmula que nos ha llevado hasta aquí, y es la que nos hará conquistar todos los horizontes que ahora nos parecen lejanos.

Igualmente quisiera expresar mi agradecimiento a los compañeros que estuvieron conmigo en este último período, y que continúan engrandeciendo la Semana Santa fuera de esta directiva. Gracias, José Ángel, Joaquín, Jose Salinas, Ginesa y José Miguel por vuestros años de trabajo y por tantas aportaciones a este ilusionante proyecto. Por supuesto, me siento muy agradecido también por el apoyo de los que han querido seguir adelante en este equipo, y también por la valentía de los que por primera vez se unen a esta aventura apasionante.

Pero estas líneas no pueden terminar sin que mande un abrazo sincero y afectuoso a tantas familias que han perdido, en los últimos meses, a sus seres queridos. No es tiempo ahora de hacer distinción entre cofrades y demás paisanos fallecidos, Cieza está sufriendo con crudeza los efectos de la pandemia y son muchos los que lloran a los ausentes. No es fácil encontrar palabras de aliento para tantas despedidas en tan amargas circunstancias, pero quiero que sientan nuestro cariño y nuestro apoyo, y rezamos para que la luz de la esperanza se abra camino en la oscuridad.

Querida familia nazarena, volveremos a caminar por las calles de Cieza con nuestra túnica puesta, no lo dudéis. Ese día ya está escrito en el Cielo, y cuando llegue nuestra alegría será tan inmensa que se quedará en nuestros corazones para siempre. Y mientras tanto, sigamos adelante, siempre con ilusión, siempre con esperanza, siempre juntos, siempre a Cieza por su Semana Santa.

 

"Respondió Simón Pedro:

 -Señor, si no es a ti, ¿a quién seguiríamos?

Solo tú tienes palabas de vida eterna,

y nosotros creemos"

 (Jn. 6, 68-69)

 

Joaquín D. Gómez Rubio

Presidente de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza




En este enlace podrás leer el artículo en pdf: https://drive.google.com/drive/folders/1KfsDR92DjjDHNpg04p0apgC7WBB3EZxV?usp=sharing


Galería de la noticia