ECOS DE “EL ANDA” (XV) - La inmortalidad de las redes sociales

Inmortalidad 1.jpg
Publicada el 27/03/2021 a las 19:30
Compartir

De un tiempo a esta parte, las inagotables posibilidades de la telemática y de la comunicación global están favoreciendo que la Semana Santa tenga una vida activa y continua más allá del glorioso paréntesis entre Ramos y Pascua. Pedro José Tortosa y Jorge Carretero, dos jóvenes cofrades sin miedo a las responsabilidades de la primera línea, reflexionan sobre esta realidad y ponen un foco certero sobre el valor de las redes sociales no ya como espacios de encuentro y difusión, sino como custodias de la historia de la Semana Santa de Cieza y de su continua evolución, a modo de arca imperecedera de los recuerdos cofrades.



Jorge Carretero Koch

Pedro José Tortosa Saorín

 

Por segundo año consecutivo, nuestras queridas procesiones no saldrán a las calles de Cieza. Esa semana tan esperada por el ciezano, la de los colores y palmas en la mañana de Domingo de Ramos o la del silencio resquebrajado por los violines en la madrugada de Viernes Santo, tendrá que esperar un año más. Será una Semana Santa diferente a la de otros años, pero nos quedará un último recurso...

¿Qué hemos aprendido durante todo este tiempo de pandemia?

A la vista está; la magna revista “El Anda”, que desgraciadamente este año no ha podido salir a la luz en su formato tradicional, se ha adaptado a un formato innovador para que el habitual lector pueda deleitarse de sus curiosos artículos y entrevistas, titulado Ecos de “El Anda”.

 Muchos de nosotros nos hemos centrado en el uso de las redes como escaparate digital y de promoción de nuestra Semana de Pasión; aunque ya existía esta manera de difusión antes de caer en este mal sueño continuo, no se le daba tanta importancia. Actos como el Concurso de Fotografía que realiza la Junta de Hermandades Pasionarias o las campañas de caridad tuvieron que reinventarse. Incluso a través de las videollamadas, las propias directivas han podido seguir trabajando para el presente y futuro de nuestra Semana Santa.

La actualización de las redes sociales de las Cofradías y de la propia Junta de Hermandades y la originalidad en sus publicaciones, se están convirtiendo en vanguardia, buscando esa mayor difusión de nuestros desfiles procesionales. Todo esto es posible gracias a las personas que captan esas bellas escenas, inmortalizándolas. Pero no sólo se queda en el hecho de realizarlo, va más allá, pues hay un claro mensaje de pasión y sentimiento.

Durante esta Cuaresma, muchos de nosotros nos hemos sobrecogido al recordar, a través de todo este contenido, aquellas Semanas desfilando con nuestras Imágenes o al escuchar esa marcha que año tras año nos hace emocionarnos. Y es que la gran ventaja de todo esto, es la capacidad de acercar nuestra Semana Santa a la gente de fuera. Sin ir más lejos, en la segunda semana de Cuaresma, se realizó una tertulia de formación por vía telemática, siendo retransmitida en directo por Facebook. A la mañana, recibimos un mensaje de agradecimiento que decía lo siguiente:

“Gracias por difundir la grabación, os animo a seguir trabajando en este sentido, me he sentido muy cercano a vosotros aun estando a kilómetros de distancia (Valencia). Me habéis recordado el por qué y el sentir de la Semana Santa, de los que hemos participado en ella (tanto de cofrade, como de público).”

A veces cometemos el error de pensar que toda esta labor es en vano, pero mensajes de agradecimiento o de ánimo como este nos hacen ver la importancia y la repercusión que realmente tiene, cuestionándonos otro aspecto; la inmortalidad de las redes sociales.

Quizás no somos muy conscientes, pero todo este contenido audiovisual publicado, que está para el deleite de la familia ciezana y que está muy bien tratado por los difusores de nuestra Semana Santa, se queda grabado para la perpetuidad y al alcance de todos. Esta es otra de las grandes ventajas que aportan las redes sociales; el poder visualizar imágenes y vídeos de las Semanas Santas de otros años viendo así la evolución con el paso del tiempo.

Si pensamos en la Procesión del Penitente de Viernes Santo por la mañana, nos viene a la cabeza la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración o el paso La Lanzada por la Esquina del Convento. Pero no hace mucho, La Samaritana o San Pedro eran los representantes de dichas Cofradías que desfilaban aquella mañana. Al igual pasa con el grupo escultórico La Sentencia, que hace unas décadas comenzó a desfilar en la misma procesión como El Lavatorio de Pilatos junto a otro paso de su Cofradía, San Juan; un hecho atípico en nuestras procesiones tal y como las conocemos. Si no tuviéramos grabaciones de aquellos momentos, estos hechos serían meras historias de nuestros antecesores.

Hoy en día, gracias a todas las facilidades que tenemos, podemos generar contenido audiovisual, regalando esa inmortalidad para el deleite de las generaciones futuras. Estas podrán admirar y contemplar la evolución que, año tras año, tiene nuestra Semana Santa tanto a nivel artístico como cultural e histórico, gracias a cada una de las personas que aportaron y aportan su dedicación y entusiasmo por engrandecer nuestra Semana Santa.


En este enlace podrás leer el artículo en pdf: https://drive.google.com/drive/folders/1KfsDR92DjjDHNpg04p0apgC7WBB3EZxV?usp=sharing

Galería de la noticia